domingo, 19 de febrero de 2012

D e s e o
los labios
carmesí  
comiendo\nos
la boca
Y venga,
no me pida
que no lo convoque.
Que no es posible,
tesoro.

13 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Yo deseo lo mismo y lo único que hay a mi lado es un enojo y mucha hambre.

Besos.

Lila Biscia dijo...

cuanta sensualidad en toda la entrada. las palabras arden, la foto es maravillosa. me vuelven loca los lunares.
y bue... si sarco tiene hambre...yo no tengo problemas en darle de comer jejeje (perdón! se me escapó! je)

besos loba ojos de mar :)

lobamarino dijo...

ohhh, qué lo enoja?
besos querido,

lobamarino dijo...

a mi también me gustan los lunares y las pecas que forman constelaciones en el cuerpo.
besitos lilux

Sarco Lange dijo...

Hoy ando cabreado, habrá un lindo atardecer a esta hora pero ando cabreado.
Lila, gracias por ese menú.

Besos Lobita.

lobamarino dijo...

Sarco, escriba su enojo.En una de esas se va con la pluma.
otro beso

Anónimo dijo...

Vuelta de tuerca

Que ayer
me has dejado
una vez
más
entera
la boca
de lunares

lobamarino dijo...

Que no nos hemos dejado,
que nos quedamos
con las pecas y lunares
desparramados,
tesoro.

TORO SALVAJE dijo...

No hay nada mejor verdad?

Besos.

A.Torrante dijo...

Yo vengo, pero no me pidas que me pinte los labios...:-)

el maquinista ciego dijo...

Qué difícil no convocar cuando el deseo le muerde a uno la boca...me voy con una mañana diferente, merci ;))

Abrazo.

De cenizas dijo...

¿Quien puede pedir no ser convocado a tal evento?


besos

soy... dijo...

Sigues desbordando a eros.

Dicen que es una forma de vivir más intensa.

No se si sea cierto.

Pero me estás poniendo a creer.

Un saludo.