sábado, 12 de mayo de 2012


Una noche y una mañana

soñé tu pubis

envuelto en hojas de parra y

terciopelo blanco.

Qué tormenta estar

ahí

sorbiendo

el océano.

6 comentarios:

guille dijo...

¡¡¡dadme tormentas!!!

El Joven llamado Cuervo dijo...

Qué no acabe el sueño y la tormenta...

Malena dijo...

Pubis angelical.

Sarco Lange dijo...

Fuiste la Eva de todos los pecados.

Bs.

Carmela dijo...

Divino soñarlo tambien por la mañana fuera del sueño.
Un beso, Loba

f dijo...

niñas envueltas.

(conecés la receta?)