sábado, 1 de septiembre de 2012

Recuerdo a la niñita el verano pasado
Ardía bajo la luz clara
de noche
Sudaba
La niñita dorada
sudaba
un hilo por la espalda
hasta los muslos
la entrepierna

El cuerpo caliente
la invitaba a una danza con el ciprés
Una rama gruesa
apoyada sobre la hierba
Allí danzaba la niña
recostada en el árbol
Bailaba al ritmo de las hojas
Se restregaba mojada
prohibida

mientras la luna



11 comentarios:

Sarco Lange dijo...

¿Por qué sudaba, por qué estaba mojada, qué edad tenía la niñita?.

Es preciso conocerlo todo.

Bs. C.

Darío dijo...

Me dio una ternura particular, y húmeda...

Carmela dijo...

la luna era testigo mudo de esa hermosa danza.
Besos, Loba

Garriga dijo...

mientras la luna, qué lindo final

De cenizas dijo...

Cuando la luna pone la melodía, la danza es agua, niña y sombra.


besos

Anónimo dijo...

Monta la niña
la luna
Monta la luna
a la niñita

Mientras una sonrisa
en la entrepierna
les danza la memoria
enramada/deshojada
que llueve
que les llueve

desnudamentehumana dijo...

se restregaba mojada
prohibida

que bella esa niñita
dorada en la noche
tan libre

un beso

f dijo...

tan bella como tu nueva imagen

TORO SALVAJE dijo...

Tan prohibida que mirarla debía ser insoportable.

Besos.

Mista Vilteka dijo...

Y a mí me dan unas ganas de sacarla a bailar. Es que todo me da ganas de bailar y ella se nota que la está pasando buenísimo. ¡Qué diga en dónde!

Un abrazo pues.

F:

Anónimo dijo...

Hacía mucho que no venía por acá....
qué imagen tan sensual
es excitante!
quisiera ser la niñita
Besote enormeeeeee
Gb