domingo, 5 de mayo de 2013

A veces juego a imaginar
qué llevaría en un bolso
si me fuera como me fui.
Me llevaría lo contrario
de lo que dejo.
De lo que elijo dejar.
Me llevaría y me he llevado
ilusión.
Me llevaría y me he llevado
cobijo.
Amparo.
Me llevaría la piel
cuidándome el cuerpo.
Y el cuerpo cuidando de mí.
El cuerpo descubierto
salido de un ropero.
Muchos roperos.
Siglos de roperos.
Será que dormía colgada
de una percha.
Será que me comían las polillas
y el alcohol me licuaba la cabeza.
Cuando juego a imaginar
qué llevaría en un bolso
si me fuera como me fui,
sé que no daría un solo paso atrás
y me iría con lo puesto.

7 comentarios:

f dijo...

pues lo puesto puede ser
algo maravilloso.
solo un bolso de tu piel
para acariciarlo tonto
pensando en aquel ropero
que nos nego todo amparo
naç
demasiado alcohol...
beso
f

Lina Gerth dijo...

f! Que bueno encontrarte otra vez
Un beso a través del charco

Lila Biscia dijo...

que grosa.
sabes cuanto te admiro, mujer.
abrazos!
L.

Lina Gerth dijo...

Lilux, gracias! Yo admiro tus letras, tu poesía.
Abrazo a vos

TORO SALVAJE dijo...

Eso habla muy bien de ti.

Besos.

Lina Gerth dijo...

Besos , toro!
Gracias!

Sinuhe, el que es... dijo...

Soy parte de esa gente rara a la que le gustaría saber qué día veré salir el sol por última vez. Para poder elegir qué llevarme... Seguramente algunas vivencias, las que dieron algún sustento a mi rozón de vivir la vida. Poco más que lo puesto, seguro.

Me gustó mucho lo tuyo...

Un abrazo!