domingo, 22 de julio de 2012

Noche de insomnio fecundo. Los sonidos del silencio me devuelven a mi viejo con un libro bajo el brazo su andar lento mudo y blanco.

6 comentarios:

Sarco Lange dijo...

A ese insomnio hay que agradecerle la visión.

Besos.

Garriga dijo...

caricia de mi parte, loba

EMMAGUNST dijo...

Aprovechá para hablar con él.
Hacelo. Todavía hay cosas sin charlar.

Después no aparece más.

Saludos de mi parte, a ambos.

lobamarino dijo...

Emma, tendré que volver a apelar a los sonidos del silencio.Ya casi no lo escucho.
Abrazo querida!

guille dijo...

No me imagino mejor manera de aprovechar el insomnio.

...bueno se me aparece una, pero como mínimo esta tuya es la segunda.

Carmela dijo...

Hermoso silencio.
Un beso