sábado, 20 de octubre de 2012


Foto:

Una niña descubre el mundo

en la exploración

de una hoja

de otoño.

La niña  

sin dientes de leche

sabe que

lo que importa


cabe

en su mano.

6 comentarios:

Carmela dijo...

Y lo difícil es conservarlo en la mano, no dejar que se escurra entre los dedos...
Un beso, Loba

Sinuhe, el que es... dijo...

Valioso descubrimiento, esencial. Que perdure en su memoria...

Hermosa foto!

Niña Loba?

Darío dijo...

Lo muy pequeño e infinito...

Gùde dijo...

A lo largo de la vida... cuántas veces pisamos las ojas sin acordarnos de esa primera vez q estuvieron entre las manos?

Sarco Lange dijo...

Este poema derrumba mi filosofía. Sin dientes de leche se agrede lo falso Y SE AMA LO VERDADERO.

Libertad, viva la libertad.

Bs.

Anónimo dijo...

Me gusta la mujer de la niña .
Besos
Ana