lunes, 25 de julio de 2011

Hoy algo me rescata
del abismo de existir.
Y entonces,
vivo.
Acaso se trate
de la anarquía
del deseo
-el mío-
Así lo palpito.
Agitado
como gato
encerrado
que implora
salir  sentir  gemir
que implora
desesperado
impetuoso,
magistralmente
impetuoso.

(Gracias, mujer bella
por la palabra:
le calza
perfectamente
al estado
de cosas).

10 comentarios:

desnudamentehumana dijo...

el abismo de existir
que vamos, que tiene lo suyo
pero ante tanto insensibilidad confortable
le soy bastante partidaria.
muero por saber cuál es la palabra.
besos

Romanticotica Incorrecta dijo...

No va existir por existir, hay que vivir!!
Y hay abismos que es mejor evitar :)

¡Saludos!!!

TORO SALVAJE dijo...

El deseo es el elixir mágico.
Lo cura todo.

Besos.

Túconmigo dijo...

Sí, realmente el deseo es la forma más intensa de vida.
Un abrazo

guille dijo...

"fijatetu" que me he quedado con la curiosidad de la palabra que calza.

Me gusta todo lo que rescata (que bella palabra).

Y coincido en que el deseo es anarquico.

Y me atrevo a afirmar que es magistralmente impetuoso o no es.

Halcón peregrino dijo...

Así es el deseo frenético, arrebatador, sin pausa.

Saludos.

Sandra dijo...

También hay mujeres feas y gordas que son artistas de la palabra. No es mi caso.. yo soy bella y llegando a mi peso ideal, jaaajja... Saludito

Eleanor Smith # dijo...

A pesar de todo: vivamos !!!

Un beso o 2 #

Anónimo dijo...

deseo anárquico, impetuoso, abismo...
palabras tan cautivantes cuando está la fortuna de enlazarlas bellamente. Beso
G

lobamarino dijo...

El deseo me mantiene viva ,aún ante el abismo, sin dudas.

Sandra: qué la belleza no me va por el peso ideal ni mucho menos.La belleza está en la mirada.Y otras formas..

Qué lindo sentirse cautivado en la palabra..