viernes, 27 de enero de 2012

Si fuera posible
leer las líneas
del cuerpo
(como se leen
los labios
los amantes
cuando se desean),
no sé qué dirían
las mías.
Ni en qué idioma.
Hay líneas diversas.
Los pliegues naturales
forman líneas.
El paso del tiempo
dibuja otras líneas
que hablan y dicen.
Las líneas que son
accidentes  
cuentan la historia
de un dolor.
Las líneas
en el abdomen
de una mujer,

muchas veces
nos refieren que allí
se gestó una vida
o dos o tres
o cuatro.

Soy mis marcas
i n d e l e b l e s
en el cuerpo.
Un cuerpo 
que ha vivido,
deseante
que late.

18 comentarios:

soy... dijo...

Sin palabras.

Un saludo.

Sarco Lange dijo...

Las líneas dicen que sí y dicen que no. Las curvas nos llevan directo al mar o directo al cosmos. Yo no creo en líneas. Apenas puedo creer en mí.

Bss.

Andrea dijo...

las marcas como signos que estamos vivas.. bello!

Carmela dijo...

Líneas que se asemejan a los anillos de un tronco de árbol, líneas que indican la vida vivida, y son parte de nuestra esencia.
Qué hermosas tus palabras, Loba.
Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Y que además escribe muy bien.

Besos.

guille dijo...

Las líneas que surcan mi cuerpo cuentan quién soy.

Y si se pueden leer si no solo se miran, si se sabe ver.

Pero esas lineas cuentan el pasado. Lo que fue.

Las nuevas líneas que se formaran a partir de hoy dependen de nuestras elecciones, de nuestras decisiones.

A.Torrante dijo...

Yo me pregunto si las cebras se preguntarán lo mismo? :-)

Anónimo dijo...

Directo ahí

Me convocó
Entré en su espacio
con la boca abierta

Ella sabía

Atravesé una selva
de hojas
de libros,
enredaderas
en fuga
y una fosa de cocodrilos
disfrazados de pájaros

Me quedé
observando,
escuchando,
sintiendo
sus latidos

Leyendo en su tacita
la borra del té
en un idioma extranjero,
sus marcas

De pronto
por impulso vital
del cuerpo,
insinué estirarme
bien arriba
para cambiar el rumbo
con mis manos,
ingenua,
torpe

Supo verme al trasluz
de inmediato,
casi

Fundó la escena
de una vez
de cuajo
(creo en las escenas fundantes)

Señaló con ese dedo
que son sus ojos
lo imposible

Que no,
que no iba a poder
en ese espacio
Consulado de su Existencia,
con su lado
de su existencia

Que no, me avisó
amorosa,
con esa mirada
la suya

Que no iba a estar en mis manos
ni en las líneas de mis manos
Que ya era tarde,
que no iba a poder
controlar
el curso del aire
afuera
ni adentro

Había aterrizado en caída libre,
directo
ahí

lobamarino dijo...

muñeca brava
a g u e rr i d a
guapa

lobamarino dijo...

soy...líneas, marcas y palabras.
besos

sarco, pensaré en las curvas...directo al mar o al cosmos?me gusta.
;)

lobamarino dijo...

Andrea, gracias!besitos

Carmela, me gusta la imágen del árbol.Besos

lobamarino dijo...

oh toro salvaje!tantísimas gracias


Guilles, claro, hay que saber ver.No es tarea sencilla.Y claroo, las líneas son las que están y las que se irán dibujando.Esas me ilusionan.
abrazo

lobamarino dijo...

ato, que bellas las cebras.Cuánta historia las habita.
beso torrontés.

Anónimo dijo...

Quiero besar la línea de tu vida, lo sabés.
Ana

lobamarino dijo...

Ana, sin dudas, me halaga.
un beso

desnudamentehumana dijo...

leerse los labios los amantes cuando se desean. me encantó la frase y esa lectura tan intuitiva y a la vez tan intensa, tan clara e imposible de traducir.
el lenguaje corporal nos va dejando marcas también, la forma en la que me asombro, o me enojo o sonrío va marcando mi cara, la va definiendo.
besos inmensos

Noelplebeyo dijo...

vaya marquitas !!!

f dijo...

brindo por las mujeres
que conservan esas líneas.
"vida loca vida"
llevémosla con orgullo
(la que nos dolió,
y la que nos hizo reir)

abrazo,
f