lunes, 9 de abril de 2012

Cruzó la puerta

roja

y se bebió la luna

 o tal vez la devoró de un bocado

y se vino toda luna, ella.

Por eso brilla y

(cuando hacemos amores)

desprende partículas

que son destellos

de magia

plateada.



Cruzó la puerta

roja

y me llevó de la mano.

7 comentarios:

eslabon y pedernal dijo...

Hoy la luna resplandecía
tan bella que parecía una poesía...
Qué lindo cruzar puertas de la mano.
Un abrazo!

Sarco Lange dijo...

Quiero ver la luna. Entre el viento.

Bs.

guille dijo...

Con ese resultado también yo cruzaría las puertas coloradas.

pd: La foto de arriba, la nueva, es impactante. Me gusta.

pd2: Esta bien tu nuevo look.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Hermoso hermoso.

Halcón peregrino dijo...

Amor que hace destellar, traspasar umbrales, encender el cielo.

Abrazo.

Anónimo dijo...

Ubicación geográfica

Entre algo rojo
que podría llamarse
puerta
Y algo plateado
que podría llamarse
luna

cabe
nuestro amor

lobamarino dijo...

entre algo rojo
que podría llamarse
puerta
y algo plateado
que podría llamarse
luna

cabe
nuestro amor

y lo desborda,
querida.