jueves, 21 de abril de 2011

Esta deliciosa obra, que hoy se encuentra en una de las salas principales del Musée d'Orsay,en París, perteneció en vida a Jacques Lacan.Coronaba el living de su casa y quizás fuera el sitio donde el prestigioso psicoanalista francés se inspiró para la escritura de su obra y otras yerbas.Bien por él.Hay que hacerse de recursos para recrear la inspiración.
Ahora comprendo su empeño en penetrar las profundidades del alma.

5 comentarios:

Carmela dijo...

Realmente al alma se llega por muy variados caminos.
Parce una foto.
Un beso

emmagunst dijo...

Interesante.
A mí me inspira ir a buscar una tijera.

=)

lobamarino dijo...

Carmela, efectivamente son variados los caminos de acceso al alma femenina.
un beso
Emma
Y qué harías con la tijera?mmmm
besos

TORO SALVAJE dijo...

No es un bodegón verdad?

Saludos.

emmagunst dijo...

....cortaría un poco esa mata, nada más! qué has pensado???