miércoles, 13 de abril de 2011

me tomabas por la espalda y
besabas mi cuello y
me cantabas al oído y a los ojos y a la boca.
Palabras. Y
yo las saboreaba y
alcanzaba y
duraba cuatro veces. Y
era tan pero tan
hermoso.

2 comentarios:

eslabon y pedernal dijo...

Amarse con palabras. ¡Qué extasis glorioso!
Muy hermoso
Beso

lobamarino dijo...

eslabón
amarse con palabras es lo más dificil y más íntimo.
Doy la vida por ello.
abrazo