sábado, 16 de abril de 2011

Quiero congelar el tiempo en la mirada que promete. Que implora hasta el delirio. Sostenida a veinte centímetros. Donde los labios se humedecen y desean. Donde el mundo se detiene y la vida dura lo que el beso que espera.
Y el beso llegará y será suave y las bocas se conversarán  y se pondrán de acuerdo o pelearán y se cabalgarán y comerán y no entenderán razones y eso será lo más sabroso y se pedirán se suplicarán se extasiarán.
O no.

2 comentarios:

desnudamentehumana dijo...

Ojalá puedas congelar el tiempo en el instante máximo del deseo y si por alguna razón que se me escapa, no podés, ojalá que sea o sí.
Beso

lobamarino dijo...

Desnuda...y bella
ojalá.ojalá podamos.
abrazo