jueves, 8 de septiembre de 2011

Sorbo
a sorbo
caliente,
tu falsa
timidez,
dulce y
húmeda,
de la que
nada queda,
más que
mi boca
extasiada.

10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Una falsa timidez es algo muy seductor.
A que si?

Besos.

Raul Rentero dijo...

me encantan este tipo de poesías
como caramelos que rápido se deshacen
enhorabuena y saludos desde el maestrazgomagico.blogspot.com
RAUL

guille dijo...

me gusta lo que queda en tu boca.

evidentemente falsa, a los resultados me remito.

¿Te he dicho que mi tercer apellido es timido?

lobamarino dijo...

toro,la falsa timidez seduce enormemente..
abrazo

lobamarino dijo...

Bienvenido Raúl, ya me estaré pasando a leerte.
salud!

Guille, lo que queda en mi boca es mi premio.
Así que tímido?...mirá que no te hacía, che.
jaja!

Halcón Peregrino dijo...

y que divino descubrirlo.

Abrazo.

Carmela dijo...

Timidez dulce y húmeda. Me encanta y es de lo más sugerente, no?
Besos, Loba

sarco lange dijo...

Nunca fue tímido y te extasió la boca y yo creo que eso debería estar penado por la ley, no sé, una sentencia de muerte abrasadora.

Abrz.

Axis dijo...

Hoy tengo sensación de boca extasiada,
y tus versos me hacen sonreír evocando el ayer.

Beso guapa ;)

Poeta dijo...

Me encantó.

Saludos.