jueves, 18 de agosto de 2011

       Prefiero
    mil veces
       esta agitación
      aunque me cueste
      el aire,
      este palpitar
      enardecido,
      tu piel y
      tus pupilas
      incendiadas
     cuando suena
   el grito
   ahogado,
   tu aroma
   más
     íntimo,
      tu voz
      suplicante.
       Prefiero
       mil veces
       esperar
       toda la vida
       ese instante,
        y no
    la tortuosa calma
        la anorgasmia emocional
        la fe de erratas.

10 comentarios:

guille dijo...

Yo tambien prefiero evitar la anosgarmia (la emocional tambien).

Anónimo dijo...

Qué hermosa...! Ay, qué más se puede decir?
detesto la fe de erratas
Un beso
G

Anónimo dijo...

todos la preferimos...pero quien hace algo al respecto? en el momento que no sienta esa cosquilla...ya se habra perdido todo
Tigre

Lapislazuli dijo...

Tu los has dicho, hermoso

Riol dijo...

Creo que eres humana!!! Te gusta buscar guerra... se llama supervivivencia... lo anorgásmico es inhumano

Carmela dijo...

¿Y lanzarnos sobre ese instante?
Besos, Loba

desnudamentehumana dijo...

uufff!
aunque me cueste el aire
que me devoras
estupendo.
besos

sarco lange dijo...

A veces es mejor sentir que todo va bien.

Abrz.

lobamarino dijo...

Gracias por las palabras..
me nutro de ellas
me hacen bien.
es que a la intensidad de algunas vivencias necesito acompañarlas de palabras.
besos a cada un@

Poeta dijo...

Cada palabra es un martillazo, cae fuerte, hay que tener cuidado con eso.
El que está del otro lado (el lector) tiene que leerlo como se lo dispone el autor. No hay que dejar de tener en cuenta ese detalle.

El final me confunde un poco: "la fe de erratas", no puedo relacionarlo con: "la tortuosa calma la anorgasmia emocional...", por ahí soy yo.

Después me gusta todo lo demás.