miércoles, 31 de agosto de 2011

a veces
sobramos,
no hay
lugar y
hay que
saber
irse y
uno
-una-
se pregunta
porqué
insiste
donde
no es.

7 comentarios:

guille dijo...

Cuesta aceptar que se sobra.

Axis dijo...

Y es que tenemos esa maldita costumbre de buscar adónde no hay! (muchas veces sabiéndolo de antemano), pero es una insistencia mucho más fuerte que la voluntad de no hacerlo.
Pero no pierdo la esperanza, sé que en algún momento dejará de suceder :)

Besooooo!!

Lila Biscia dijo...

exacto, loba: s a b e r · i r s e ·

mil besos.

Lil.

TORO SALVAJE dijo...

Eso se aprende con el tiempo.
Y luego ya no hace falta ni valorar, con una simple mirada uno se da cuenta, da media vuelta y desaparece.

Besos.

desnudamentehumana dijo...

loba
vos no podés sobrar nunca
en todo caso el que sobra es el otro,
con lo de insistir...
se sabe ya que el olmo no da peras
mi abrazo

Andrea dijo...

Coincido.. por qué?

Poeta dijo...

Primero hay que saber donde uno no es.