sábado, 20 de agosto de 2011

Vengo a descubrir
no sin
dolor
que las palabras
no se piden,
como el amor
tampoco
se pide,
se da.
Ya no
quiero
palabras
por encargo.
Y de paso
miro hacia
dentro,
hago
silencio.

6 comentarios:

desnudamentehumana dijo...

lo que obtiene por pedido
no tiene la misma textura,
de entrada ya raspa y creo que no mejora.
un beso

Axis dijo...

Cierto, por más que se anhelen no se piden, y como dice desnuda nada mejor que lo que nace desde lo espontáneo. Esa o esas palabras vendrán, tal vez desde otra boca, desde otro lugar o tal vez más adelante.
El propio silencio sirve para serenarnos, para hacer un espacio y recobrar una calma.

Beso :)

guille dijo...

Hay cosas que no se deben pedir.

...pero se extrañan.

No hagas silencio, como tu, la otra parte también necesita palabras.

Lila Biscia dijo...

sentir duele.
y a pesar de eso, no deja de ser un dolor dulce.
abrirse cuesta, pero... nada se compara a eso.
arde adentro (el amor y la pasión)

el silencio, cuando es para poder mirarse hacia adentro, siempre es bueno (y necesario)

sos bella.

besos!

lobamarino dijo...

Guille,es exactoo lo que siento.

Desnuda ,axis,me voy serenanado.salgo de un estado confusional que casi me hace enloqucer,y no se trata de eso,en absoluto.

Lila,gracias por lo de bella,por mirar hondo y por estas madrugadas.

Besitos a los cuatro

Poeta dijo...

La búsqueda del silencio que vive en nuetro interior.

Muy bueno.